Cómo Encontrarte Con El Comienzo Del Día: Una Lección De Marco Aurelio

MeditationsMarcusAurelius1811.jpg

En su libro Meditaciones, el poderoso y gigantesco Marco Aurelio nos obsequia un enfoque impresionante de cómo comenzar el día en sincronía interna y externa.

“Cuando despiertes en el mañana, di a ti mismo: la gente con la que interactue hoy serán entrometidos, desagradecidos, arrogantes, deshonestos, celosos y odiosos. Son así, porque no se dan cuenta entre el bien y el mal. Pero he visto la belleza de lo bondad, y la fealdad de la maldad y he reconocido que el que se equivoca tiene una naturaleza relacionada con la mía – no de la misma sangre o nacimiento, pero de la mente, y poseyendo una parte de lo divino. Y por lo tanto, ninguno de ellos puede herirme. Nadie me puede implicar en la fealdad. Ni tampoco puedo sentirme enojado a mi familiar, u odiarlo. Ya que hemos sido creados para la cooperación.”

Vale la pena reiterar que éste libro Meditaciones, es indispensable para cualquiera que quiera llevar su mente a mayores profundidades, con reflexiones que incluso hoy día, miles de años después son aplicables a tu diario vivir.

 

Manteniéndose en Forma, Después de los 40´s

Si miras a tu alrededor, en la calles, en tu trabajo, a uno le da la impresión de que no hay muchas instancias para que los que tenemos más de 40 años podamos mantenernos en forma.

Por supuesto, que hay varios sobre 40 que entrenan y que se mantienen en forma, pero si eres  nuevo en esto puede que salga de tus prioridades, o simplemente tienes dudas de tus capacidades. Cualquiera sea la razón, uno envejece y no hay nada que uno pueda hacer al respecto.

Bueno, estoy aquí para decirte que puedes hacerlo, en un gym o no, sin importar si alguna vez te ejercitaste o no. Es muy posible ponerse en forma después de los 40. Sólo necesitas ser más estratégico, con tus tiempos, tu familia, tu trabajo y sobretodo enfocarte en los puntos esenciales.

Pero muy poca gente sabe cuáles son estos puntos esenciales (uno de ellos es tomar más agua), y cómo ya comenzó un nuevo año, pensé en compartir mi conocimiento al respecto.

FullSizeRender.jpg

Un típico día de entrenamiento para mí.

Usemos mi experiencia personal como ejemplo, tengo 40 años y si bien me he movido bastante durante toda mi vida, nunca fui un atleta de alto rendimiento o nada por el estilo, mi tendencia fue siempre hacia las letras llegando a estudiar cine y a veces comiendo más chocolates de los que debería. Y aunque voy envejeciendo, me siento increíble.

No tengo un talento excepcional, soy dedicado con mi mujer y tres hijas, hago clases, coaching  y planifico y escribo un montón.

Pensando en todos estos factores, distribuyo mi tiempo eficientemente, y todos los sistemas están mejor que nunca. Hace mucho tiempo que vengo mejorando mis niveles de fuerza (que es muy importante) y mi grasa corporal se ha mantenido más que decente durante varios años.

 

El Movimiento Como Parte De Tu Vida
(no solo tiene que ocurrir en el gym)

Muy a menudo en la vida moderna, separamos artificialmente la idea de mantenerte en forma y todo el resto de lo que hacemos. La gente se prepara para una maratón, pero maneja el auto a todos lados, si tienes auto tiendes a caminar muy poco. Algunos levantan pesas en el gym pero suben en el ascensor a todos lados. El ponerse en forma es importante, sobre todo en lo que se refiere a tu vida cotidiana.

Estamos mucho tiempo sentados en el trabajo, en el auto, buscamos las escaleras eléctricas. Después nos preguntamos porque engordamos, porque sentimos molestias en las rodillas y en la espalda, o sentimos que nuestro cuerpo no rinde.

Hay maneras simples para lograr buenos resultados en tu salud, con un poco más de eficiencia  puedes incorporar la idea de “el movimiento es vida”.

 

Principios para la Preparación Física Eficiente

No a todos les gusta ejercitarse, pero todos quieren estar en forma. La clave para lograr lo segundo sin tener que caerse en lo primero, es entender el concepto de eficiencia en el ejercicio, o sea lograr los mejores resultados con el mínimo riesgo de caer por tener malos hábitos.

 

Moverse Es Lo Normal, Quedarse Sentado Es Nocivo

Antes de siquiera comenzar, tenemos que cambiar uno de los paradigmas más básicos de la vida moderna. La mayoría de nosotros nos sentamos o acostamos constantemente: para dormir, comer, trabajar, manejar, o cuando vemos la televisión. En vez de eso, trato de pensar el sentarse más como un descanso (si no estoy obligado a hacerlo)  hay una diferencia entre sentarse obligadamente, como por ejemplo manejando en el auto y opcionalmente como por ejemplo cuando viajas en el metro. Enfócate en evitar estar sentado lo más posible, sólo cuando estés obligado a hacerlo.

Cuando la vida te lance una oportunidad para moverte, tómala. Párate y camina mientras lees un libro en tu casa. Camina mientras hablas por celular y tomas aire afuera de las cuatro paredes. Hazte cargo de algún trabajo de la casa. Camina una buena distancia por la ciudad. Siempre, siempre, escoge tomar las escaleras.

Si la distancia a tu trabajo está a una distancia decente de caminata, qué mejor. Si puedes dejar el auto más lejos, si tienes hijos o sobrinos, juega con ellos, levántalos, te lo agradecerán por siempre.

Si estás estresado, no hay nada mejor que una caminata por algún parque cercano, para reflexionar y tener contacto con la naturaleza.

FullSizeRender (1).jpg

Me toma 20 minutos caminando para llegar al Parque Forestal, lo hago frecuentemente, dime que esta vista no te des-estresa. 

 

Concepto #1: Los Entrenamientos Cortos Son Más Efectivos Que Los Entrenamientos Largos

Éste es probablemente una de las ideas menos populares en relación a tener un buen estado físico (incluso si lo que quieres es bajar de peso). Si crees que salir a correr durante una hora o estar en una bicicleta estática mientras ves una película completa en el monitor del gimnasio, estás muy equivocado.

Mucha gente cree que el correr largo y lento, el estar en una trotadora por varias horas a la semana es la respuesta. La verdad es que no lo es, los que lo han experimentado siguen viéndose igual después de varios meses incluso se desmotivan al no ver resultados, creyendo que es imposible lograr algo que sea.

En su mítica guía de entrenamiento el Coach Greg Glassman (Fundador de CrossFit) expone:

“El acondicionamiento anaeróbico nos permite ejercer fuerzas enormes en un período muy corto. Quizás el aspecto del acondicionamiento anaeróbico que tiene la mayor consideración es que esta no tendrá un efecto adverso sobre la capacidad aeróbica. De hecho, la actividad anaeróbica bien estructurada puede utilizarse para desarrollar un nivel muy alto de aptitud física aeróbica, sin que el músculo pierda consistencia con el volumen del ejercicio aeróbico.” Fuente: CrossFit Journal 

Lo que en el fondo quiere decir que el entrenamiento “anaeróbico” (básicamente corto en tiempo) tiene ventajas demostradas versus el entrenamiento largo y lento conocido técnicamente como “aeróbico”.

El entrenamiento corto e intenso favorece el crecimiento muscular, y esa misma intensidad gatilla quema de energía inigualable.

Un ejemplo de entrenamiento corto e intenso es el trabajo con pesas, las cuales con series bien estructuradas pueden quemar más calorías que un trabajo largo de correr. ¿Qué mejor? Economía de tiempo es lo que todos necesitamos hoy en día.

Siguiendo con el trabajo de pesas (aunque puede ser cualquier modalidad de entrenamiento funcional), generalmente se compone de trabajos de varios grupos musculares lo cuales obligan al cuerpo a adaptarse a reconstruir más y mejor musculatura. No hay nada como un buen entrenamiento de sentadillas.

Esto lo he corroborado en primera persona, por más de 10 años. Mi peso se ha mantenido estable, con aumento significativo de musculatura y salud ósea.

Piensa más en trabajos intensos, promedio 10 minutos, en vez de sesiones de más de una hora haciendo el mismo patrón de movimiento.

 

Concepto #2: Más Partes Del Cuerpo

Tus músculos, los que se agrupan en grandes sectores trabajan mejor cuando los entrenas regularmente. Hay movimientos que son esenciales saber ejecutarlos, para estar más sano, y porque la vida te los va a exigir.

No son tan complicados de aprender, principalmente es re-aprender a moverte, con naturalidad.

 

Concepto #3: El Ambiente Te Entrena

025

Las plazas te permiten colgarte.

Con los consejos anteriores ya tienes un esquema, que se pueden aplicar en el mundo real. Podrás entrenar todos los días, dentro y fuera del gimnasio si quieres, si estas atento.

Algunos ejemplos:

Camina Lo Más Posible, Anda En Bicicleta De Un Lugar A Otro Lo Más Posible

La calle, las escaleras de tu trabajo, del metro, todos estos son entornos que te favorecen. Son arquitecturas que te ofrecen oportunidades para mantenerte en mejor forma, casi silenciosamente.

Por ejemplo, un amigo/alumno toma las bicicletas de acercamiento en el Centro de Santiago, y va de un punto a otro evitando tacos, tener que estacionarse o el atochamiento en el metro. Como resultado, elimina estrés, el viaje se hace menos monótono y desarrolla su capacidad física aún más. Y si, tiene más de 40 años también.

 

Concepto #4: El Azúcar Te Odia, La Grasa Es Tu Aliado

Los simples conceptos de más arriba, harán una gran diferencia en cualquier vida que sea muy sedentaria.

Pero si quieres tener un cambio de brújula hacia dónde va tu salud después de los 40, está en lo que tu cuerpo recibe por todo el gasto mental, físico y emocional que haces día a día.

La verdad es que no es tan complicado: tienes que evitar los agregados como arroz, pastas y panes y muy importante bebidas con azúcar, aunque diga que es de “frutas”. Aléjate del azúcar como si fuera tu peor enemigo, porque lo es, y te odia, porque las enfermedades que provocará en ti son trágicas.

Las mejores opciones son comer vegetales, nueces, almendras, grasas como mantequilla (y aceite de oliva), puedes desbandarte con pescados y carnes blancas. Te va a sorprender lo fácil que es seguir un régimen así, los leones lo hacen.

Artículo Relacionado: “7 Razones Para Comer Más Grasa Saturada” por Tim Ferris

Libro Recomendado: “Cómo Engordamos y Qué Hacer Al Respecto” por Gary Taubes

Ahí están. Por supuesto que hay muchos más conceptos, esto es solo el principio para hacer un ajuste elemental en tu vida, y estos conceptos son claves y suficientes para empezar.

Te toca a ti, la pelota está de tu lado de la cancha.

¿Cómo usar la psicología positiva? (Incluso cuando las cosas no andan bien)

¿Te has dado cuenta que hay gente que anda bien sin importar que es lo que les pase? Siempre encuentran la manera de salir a flote aunque la vida les lance cosas difíciles.

Mientras que otras personas, a veces incluso con más ventajas, de alguna manera no tienen la habilidad para organizarse y actuar.

A veces sabemos cuál es el problema pero no sabemos cómo arreglarlo. Otras veces, nos hundimos solos, esto lo veo muy seguido. Es una lástima, y tan innecesario.

Pareciera que uno menosprecia las personas positivas al asumir que de alguna manera tuvieron “un momento de suerte”.

Pero si uno observa de verdad lo que está pasando, te das cuenta que la suerte no tiene nada que ver. Hay destrezas reales detrás no sólo de supervivencia, sino que de superación. Una de estas destrezas es la psicología positiva.

Durante muchos años me he dedicado a conversar con muchos de mis alumnos y alumnas que se destacan en distintas áreas, y ahora con el podcast he podido entrevistar a personas espectaculares. Me he dado cuenta que estas destrezas lo son todo, el talento sólo te lleva hasta un punto. El resto es pura mente.

Pero no es tan simple cómo se piensa.

A continuación 4 poderosas tácticas que puedes usar hoy mismo para cambiar tu mentalidad, y por último, cambiar tu vida.

 

Paso 1: Minimiza el fracaso al escoger una meta correcta

Una de las razones por las que caemos es cuando se nos mete la idea del fracaso.

Y una de los motivos cuando uno fracasa es por establecer metas equivocadas. Muy a menudo, no nos damos la oportunidad de lograr cosas. Darle espacio al logro.

A esto es a lo que me refiero.

Una meta puede ser “quiero aprender inglés para que me lleve a tener un mejor trabajo.”

Si te das cuenta, el problema ahí es que queremos lograr dos metas, aprender el idioma y además escalar en nuestro trabajo.

No sabemos qué hacer en éste momento, hoy, o incluso ésta semana para acercarnos a esas metas.

Cuando llegues cansado del trabajo ¿cómo avanzarás a ésta meta difusa?

Prueba esto en cambio: “Voy a clases de inglés 3 veces por semana, Lunes, Miércoles y Viernes a las 18:30hrs. Cada día una hora. Y de aquí a Marzo, quiero poder pedir comida en un restaurant.”

Cuando la haces específica, la meta es más alcanzable.  Es lo que se denomina “pequeños logros”, lo que puede terminar en “¡Si! ¡Fui a clases toda la semana!”

En vez del complejo de haber fracasado, te estructuras para alcanzar el logro. Eso es psicología aplicada.

Recomendación: Puedes leer mi escrito “Las 3 etapas del hábito” dónde las describo según lo que postula Charles Duhigg en su magistral libro.

 

Paso 2: Elimina lo que diluye tu positividad

Ahora que escogiste una meta correctamente, quieres darte todas las oportunidades para lograrla. Y de estas es no dejarte bajar por otras cosas.

Todos queremos hacer montones de cosas, pero siendo realista es difícil llegar a todo. Si tratas de hacerlo todo, terminas no hacienda mucho. Te estresas, te distraes, te sobrepasa. Lo que lleva tu mente a alejarse de lo positivo.

Pero cuando rediriges y haces las cosas que apoyan tus fortalezas y metas, estás en un estado de psicología positiva, algunos le llaman “la zona”.

Y esa “zona”, se refiere a un estado de extremo enfoque, dónde eres muy productivo, dónde pierdes la noción del tiempo y todas las cosas calzan en su lugar.

Ésta zona no es aleatoria. Empieza cuando eliminamos todo “lo que no sirve” en nuestras vidas, esas reuniones no productivas, respondiendo cientos de emails y las personas y cosas que diluyen tu tiempo y energía.

Aquí hay que ser brutalmente honesto contigo mismo, y tener claro qué quieres lograr.

Antes tenía montón de cosas que no quería hacer. A todos nos pasa esto, invitaciones, obligaciones, cosas que realmente no quieres hacer. Decía que si muchas veces, pero después me incomodaba, así que evadía, pero esa no es la respuesta.

Así que fui honesto conmigo mismo (y con los otros) dije que no, y recuperé mi tiempo.

Recomendación: Escoge algo para decir “no” hoy mismo. Cuando lo hagas, pon atención a la libertad que se siente. Recuerda esto cuando te sientas “obligado” a hacer algo.

 

Paso 3: Se imparable

Es muy importante que entiendas que a pesar que uno la tenga clara, siempre hay momentos de duda. Eso le ocurre a todo el mundo. He leído sobre maestros de música, grandes artistas, exponentes deportivos del más alto nivel, que pasan por estas dudas constantemente.

No hay problema con eso, porque puedes revertirlo. Hay una frase famosa que dice: “El valiente no es el que no tiene temor, sino el que HACE a pesar de tener temor”.

Esta es una actitud que todos podemos tener. No se trata ni de suerte, ni de genes. Es una destreza que se aprende, que se puede desarrollar con confianza.

Si quieres seguir explorando temas de confianza, desafíos y otros aspectos de los que mueven nuestras mentes, ingresa tu email más abajo y te mantendré al tanto.

Cómo la Estrategia Militar Puede Ayudarte a Crear Mejores Hábitos

Años atrás recibí un gran obsequio, el libro “El Arte de La Guerra” de Sun Tzu. Era una edición especial porque era la mejor traducción del chino al inglés.

A medida que fue sumergiéndome en la profundidad del texto, varias de las estrategias y tácticas fueron quedando en mí por años, sobre todo en lo que se refiere a la incorporación de hábitos duraderos a mí vida cotidiana.

Leer más “Cómo la Estrategia Militar Puede Ayudarte a Crear Mejores Hábitos”